Precio mínimo garantizado

Zen y artes marciales

14,00 13,30 IVA incluido

Conoce a tu adversario y conócete a tí mismo; cien combates sostenidos serán cien victorias
Sun Tse

Sinopsis de Zen y artes marciales

El Zen y las Artes Marciales permiten al individuo sobrepasar su propia fuerza y reconciliar meditación y acción. Esta obra constituye lo esencial de la enseñanza del Maestro Taisen Deshimaru sobre las relaciones del Zen y de las artes marciales, y se reviste así de un verdadero aprendizaje de la vida y de la muerte.

Zen y artes marciales

Autor Taisen Deshimaru
Portada Ver portada
Editorial Luis Cárcamo
Año 1993
Idioma Español
Encuadernación Rústica con solapas
Nº de páginas 168
ISBN 978-84-7627-083-7
Traducción Taisei Dokushô (Francisco F. Villalba)
Prólogo Presentación de Marc de Smedt. Nota Final del Dr.Claude Durix

Taisen Deshimaru

Taisen Deshimaru

El maestro Zen Taisen Deshimaru nació en 1914 en Saga (Japón), en el seno de una antigua familia de samurais.

Cuando Deshimaru conoció a su maestro Kodo Sawaki, éste, sentado en zazen (meditación) sin darse la vuelta, sin ni siquiera levantar la vista, le dijo: "Esperaba tu visita con impaciencia." Un poco antes de morir, Kodo Sawaki le ordenó monje y le pidió que llevara el zen y el zazen a Occidente.

A la muerte de su maestro, Deshimaru permaneció sentado en zazen durante 49 días. Dos años más tarde arregló sus asuntos y tomó el Transiberiano con dirección a Francia, sin dinero, sin conocer ni una palabra de francés, sólo con su kesa (vestidura de la transmisión) y con los cuadernos de notas de su maestro. Tenía cincuenta y tres años. La semilla del zen había llegado a una tierra nueva.

Con la ayuda de sus discípulos, que cada vez son más numerosos, crea más de cien dojos Zen en Europa y funda el templo de la Gendronnière, el mayor dojo de Occidente. Al mismo tiempo educa a sus discípulos. Su enseñanza es muy concreta y está enraizada en la vida cotidiana. Reconocido por los principales templos del zen soto de Japón, se le nombra kaikyosokan (responsable de la enseñanza del zen) para todo Europa.

A principios del año 1982 se pone enfermo, lo que no le impide seguir haciendo zazen todos los días con sus discípulos. En primavera se va de Francia a Japón y muere el 30 de abril. Sus últimas palabras para sus discípulos son: "Por favor, continuad zazen."

Actualmente hay centros de la escuela Zen Soto dirigidos por discípulos de Deshimaru en muchas partes del mundo.

Ver todos los libros del autor

Formulario de consulta

¿Duas sobre este producto? Escríbanos.




Acepto la política de privacidad *

Su correo electrónico será utilizado exclusivamente para conrtestar a esta consulta. No será conservado.